REPARACIÓN LAPAROSCOPICA DE LA HERNIA INGUINAL RECURRENTE

Autor: Dr. Juan Antonio Sánchez Valle

Hernia inguinal recurrente se refiere a una hernia operada que nuevamente se forma.

Los términos que se maneja como reparación anterior se refiere a la cirugía a través de la pared abdominal y reparación posterior se refiere a la cirugía a través del abdomen.

Es casi intuitivo darse cuenta que una reparación laparoscópica posterior, es preferible después de falla en la reparación anterior. Un reciente estudio ha demostrado que la reparación laparoscópica es superior a la reparación abierta con malla de la hernia inguinal recurrente.

El abordaje posterior laparoscópica de la hernia inguinal recurrente ofrece la ventaja técnica de operar a través del tejido sin cicatrices, además de los beneficios propios de la cirugia laparoscopica, menor dolor postoperatorio, recuperación temprana al trabajo y actividad, y baja incidencia de infección de la herida y de malla.

En los deportistas y los pacientes obesos, la vía laparoscópica ofrece menos disección a través de gruesas capas de los músculos o la grasa. En pacientes con atrofia testicular en el lado contra lateral de la hernia recurrente la reparación laparoscópica ofrece menos posibilidades de dañar las estructuras del cordón espermático.

La reparación laparoscópica de la hernia inguinal también proporciona la ventaja de una vista panorámica de todos los espacios de la region inguinal ya sea una hernia inguinal directa o indirecta, una hernia femoral o una herniaa obturatriz. Todas estas áreas debilitadas pueden ser potencialmente abordadas por la cirugía laparoscópica en el mismo escenario.

Los dos tipos más comunes de la reparación laparoscópica son la técnica pre peritoneal trans abdominal (TAPP) y la reparación totalmente extra peritoneal (TEP). Estas técnicas tienen en común la disección del espacio pre peritoneal, para identificar la anatomía inguinal; reducir el saco de la hernia y colocar una malla para cubrir el defecto de la hernia.

La reparación TAPP se inicia como una laparoscopia convencional intra peritoneal seguido por una incisión en el peritoneo para poder entrar en el espacio pre peritoneal. La reparación TEP establece el neumoperitoneo en el espacio pre peritoneal sin entrar intencionalmente en la cavidad abdominal.

La presencia de material protésico (malla) en el espacio pre peritoneal de una hernia con reparación anterior es un desafío técnico en la cirugia laparoscópica.

En los casos en que se lleva a cabo un abordaje laparoscópico para una malla plana anterior colocada a través de una reparación posterior abierta o laparoscópica, lo mejor es dejarlo en su lugar para evitar el riesgo de lesión a la vena ilíaca o la vejiga. La nueva malla se puede colocar en la parte superior de la vieja, corrigiendo cualquier falla tecnica o deslizamiento de la malla.

Este enfoque debería estar reservado para los cirujanos con experiencia laparoscópica avanzada en este campo.

 

Problemas con la reparación laparoscópica

Hay dos razones principales por las que la reparación laparoscópica inguinal primaria y recurrente no se ha ganado la aceptación plena. Las lesiones de intestino, de la vejiga y de los grandes vasos es muy raros, pero potencialmente mortales que ocurren con mayor frecuencia en la reparación laparoscópica en relacion a la reparación abierta de hernia.

Solicitud de Información