5915-3601 , 5915-3602 , 3096-4904 , 3096-4905
WhatsApp 55 3481 6054
agenda tu cita

DEFECTOS HERNIARIOS OCULTOS EN UNA HERNIA VENTRAL: UN HALLAZGO FRECUENTE DURANTE LA REPARACIÓN LAPAROSCÓPICA DE LA HERNIA VENTRAL

Autor: Dr. Juan Antonio Sánchez Valle


Para poder entrar a reparar una hernia ventral nos guiamos en la información obtenida en el examen físico.

Se realizó un estudio en el que se encontró que el 48% de los pacientes con hernia ventral tenían defectos ocultos que no fueron detectados en la evaluación clínica preoperatoria. Esto en parte puede explicar la alta tasa de recurrencia de hernias en pacientes después de una reparación abierta (31% -51% para la reparación abierta de sutura y el 12% después de la reparación abierta con malla).

Por otra parte, la reparación laparoscópica de la hernia ventral permite una visualización clara y una reparación de todos los defectos ocultos de la aponeurosis que pasan desapercibidos en el examen físico. Esto explica el beneficio importante de la reparación laparoscópica de las hernias ventrales en los pacientes con un patrón llamado en "queso suizo", debido a los múltiples defectos de la aponeurosis. Esto también explica las bajas tasas de recurrencia en pacientes sometidas a reparación laparoscópica (4%).

Aunque la reparación abierta puede detectar estos defectos ocultos, generalmente requiere una incisión de laparotomía grande con la disección de los tejidos blandos más extensa.

Las hernias insicionales son más propensas a estar asociados con defectos ocultos de la aponeurosis. Estos pacientes pueden tener más de un defecto oculto (el número promedio de defectos ocultos es de 2,3), por lo tanto, se recomienda la inspección de toda la superficie interna de la incisión abdominal, además de adhesiolisis adecuada para asegurar que todas las hernias ocultas se reparen.

Los pacientes con hernia umbilical sin operaciónes previas o reparación de la hernia tienen una media de 1,1 defectos ocultos, esto indica que la incisión quirúrgica puede estar implicada en la formación de algunos defectos ocultos, pero la presencia de defectos ocultos en una hernia umbilical sin cirugía previa sugiere que los factores del paciente pueden contribuir a la presencia de defectos ocultos.

La presencia de la malla definitivamente puede afectar a cualquier examen físico posterior. Esto es, de hecho, una razón más para no depender de exploración física en estos pacientes.

En conclusión, casi la mitad de los pacientes con hernia ventral tienes defectos herniarios ocultos clínicamente indectectables que se pueden reconocer por cirugía laparoscópica. Esto indica la importancia de la inspección cuidadosa de la pared anterior del abdomen durante el procedimiento quirúrgico para detectar y tratar en consecuencia todos los defectos herniarios que el paciente pueda tener. Esto puede minimizar la tasa de recurrencia después una reparación de hernia ventral.



Formulario